- BlOG -

Take a splash of Vanilla Molina® to your days, here you will find how.

¿Qué son y cómo usar el bicarbonato de sodio y el polvo para hornear?

08 / 03 / 2022

El bicarbonato de sodio y el polvo para hornear son dos levaduras muy comunes en repostería. Pero sabes en qué se distinguen y si se puede sustituir uno con el otro. Regálanos 5 minutos para descubrirlo.  

¿Qué son estos ingredientes? 

Ambos son levaduras que ayudan a que tus pasteles u otros bizcochos se eleven gracias a una reacción química que produce dióxido de carbono.  

También son el ingrediente mágico que ayuda a que tus deliciosas creaciones queden esponjositas.

Pastel

 

Bicarbonato de sodio 

Es un compuesto que al combinarse con un elemento ácido produce dióxido de carbono, lo que ayuda a que las mezclas se inflen o eleven.  

Las recetas que llevan este ingrediente también llevan un elemento ácido para provocar la reacción que atrapará burbujas de dióxido de carbono en la mezcla.  

Este ingrediente puede ser el yogurt, el buttermilk, un poco de vinagre o unas gotas de limón.  

Cuando agregamos a nuestra mezcla el bicarbonato de sodio junto con un ácido, su reacción se activará de manera inmediata, por lo que no debemos esperar para meter nuestra creación al horno ya que no queremos perder esas burbujitas de dióxido de carbono.bicarbonato

 

Polvo para hornear 

Este ingrediente es una mezcla de bicarbonato de sodio, cremor tártaro y a veces fécula de maíz. Como ya lleva un agente ácido, normalmente lo verás en recetas que no llevan otro ingrediente ácido. 

El polvo para hornear tiene dos momentos de reacción, el primero cuando se mezcla con ingredientes líquidos y el segundo cuando recibe calor.  

En la primera reacción se liberan burbujas que ayudan a que la mezcla se expanda y eleve al entrar en contacto con el calor. 

A diferencia del bicarbonato de sodio, al agregar el polvo para hornear a una mezcla esta puede esperar más a ser horneada.

Polvo

 

¿Se puede sustituir uno por otro? 

Ya que cada uno funciona de maneras diferentes, sustituirlos no es una opción. Además, el bicarbonato de sodio es cuatro veces más potente que el polvo para hornear.  

Para que tus creaciones siempre queden deliciosas y con la textura que buscas, te recomendamos no sustituirlos y seguir las instrucciones de tu receta.

SHARE THIS ARTICLE